Volver a: Abrazar mi ciclicidad | Cómo empoderarme a través del cuerpo > 2. 1. Perséfone: la niña interior